Microrrelatos, literatura en miniatura

Nuestros alumnos comienzan  el curso dando rienda suelta a su creatividad. Esta vez el género elegido es el microrrelato, que  ha cautivado a autores como Borges,  Cortázar, Arreola y por supuesto, al ilustre Monterroso, que nos dio a todos una lección de brevedad con su Dinosaurio. Aquí tenéis algunos  microrrelatos muy dulces creados por alumnos de 1º y 3º de ESO.

El chocolate

El chocolate les decía a las galletas:

-Yo que soy tan fuerte y tan robusto, me voy a inscribir en la prueba de resistencia.

Y ellas respondían:

-Bien, pero no te quejes si ganamos.

En eso, llegó el día de la Prueba de Resistencia. Todos los participantes estaban allí preparándose. Sin embargo, el chocolate dormía.

-¡Tú! Arriba, que comenzamos.

-Ok, ya voy.

-La prueba consistirá en dos fases sorpresa, ¿entendido? ¿Sí? ¡Empezad!

El chocolate y las galletas entraron en una cámara con cojines y de repente empezó a soplar un viento fortísimo que desmigó a tres de las cuatro galletas.

-¿Lo veis? Ya os dije que ganaría -dijo el chocolate.

Entraron en la segunda cámara y empezó a hacer un calor insoportable. El chocolate, mientras se derretía, iba diciendo:

-¡Noooo!

Y las galletas ganaron y el chocolate aprendió la lección.

Ashley Pastor Espinosa (1ºB)

El irresistible plato de Aurelio.

Érase una vez, en una aldea no muy lejana, un anciano llamado Aurelio. Él era el más respetado por aquellos lugares debido a que desde su infancia se había dedicado con gran éxito a la cocina, afición familiar que se había ido transmitiendo de generación en generación. Aurelio, aparentemente, era el típico anciano tranquilo y pacífico aunque, en el fondo, algo extraño parecía ocultarse en él.

Un buen día, la señora Josefina pasaba cerca de su casa cuando el buen hombre la invitó a probar su más reconocida especialidad: el arroz con chocolate. No ha existido persona alguna que se haya resistido a este plato. Josefina, sintiéndose muy afortunada, esperó impaciente, tras los entrantes, la llegada del plato estrella: el famosísimo arroz con chocolate. Al tener frente a sí el plato, Josefina sintió una atracción irresistible y se dispuso a probarlo mientras observaba extrañada que Aurelio no se había servido arroz en su plato. Achacando este gesto a su buena educación, dio la primera cucharada y al instante cayó fulminada sobre el plato.

Al fin y al cabo, no hay quien se resista a este plato.

Santiago Mesa (3º B)

Anuncios

¡Empezamos!

¡Ha llegado septiembre y volvemos al colegio! Desde Leo, Leo ¿Qué lees? os deseamos un estupendo incicio de curso y esperamos que todos tengáis muchas ganas de disfrutar con los libros. Para abrir boca, nos hemos dado una vuelta por la página de sugerencias del PLEC, en la que, este mes,  nos proponen jugar con las palabras. (Si pincháis en la portada de los libros podréis ver la ficha de SOL)